Seleccionar página

¿Sabes por qué algunas empresas son más exitosas que otras? Muchas personas creen que es porque los dueños trabajan más, venden mejores productos  o tienen muy mucha más “suerte”.

Es cierto que trabajar más, ofrecer un producto de mejor calidad y tener un poco de “suerte” ayuda.

Pero eso no va a hacer que tu empresa consiga el mismo éxito que Apple, Tesla, Microsoft, Amazon, Facebook y muchas otras empresas más.

Entonces, ¿cuál es el secreto para que una empresa sea capaz de atraer a muchos más clientes y conseguir mejores resultados? La respuesta es: “Marca personal”.

Así es, de seguro conoces a todas las empresas que mencionamos anteriormente y consumes sus productos y/o servicios con cierta regularidad.

Es más, por adelantado les otorgas mucha confianza y tienes pocas dudas o ninguna al momento de adquirir alguno de sus productos.

Bueno, todo eso es gracias a que estás empresas… aparte de trabar duro, mejorar la calidad de sus productos y tener mucha más “suerte”, también han sabido trabajar e invertir en su marca personal.

¿Quieres saber todos los detalles acerca de qué es una marca personal, cómo crear una marca personal, saber utilizarla y los beneficios le puede atraer a tu empresa? Pues sigue con nosotros a lo largo de todo este post y descubre lo que tienes que hacer para que tu compañía sea mucho más exitosa.

¿Qué es una marca personal?

¿Alguna vez te has preguntado qué piensan tus amigos de ti, tus familiares o las personas que te ven pasar por la calle? ¿Qué fama tienes en el barrio? O ¿Cómo te perciben tus amigos? Bueno, todo eso es marca personal.

En otras palabras, una marca personal es la percepción que los demás tienen de ti con base en los siguientes elementos que te hacen lo que eres:

  • Hábitos.

Incluyendo la forma y la manera con la cual te desenvuelves en tu entorno, y sirve tanto para lo bueno como para lo malo.

Si por ejemplo, te la pasas mucho en el bar o la cantina del pueblo bebiendo, acabaras por tener la reputación del “ebrio del pueblo”.

Ahora, si te la pasas haciendo negocios, trabajando, vistiéndote con trajes elegantes, invirtiendo y creando empresas, ¿qué reputación tendrás? Así es, serás el “empresario exitoso” del pueblo.

Debido a que, las demás personas crearán una opinión de ti con base en lo vean o escuchen y que se encuentre relacionado contigo.

En realidad, construir una buena reputación o marca personal toma una considerable cantidad de tiempo y trabajo, pero arruinarla puede tomar tan solo 1 día.

¿Una marca personal se construye o la construyen?

Ambos casos son totalmente válidos, ya que si no estás enfocado y no trabajas en tu marca personal, esta misma vendrá siendo por defecto todo aquello que la gente perciba de ti.

Sin embargo, si te esfuerzas y la trabajas, podrás tener mucho más control con relación a lo quieres que los demás piensen de ti.

Volviendo al ejemplo anterior, si alguien tiene fama de “ebrio del pueblo” debido a sus acciones, y esta persona llega a tu empresa buscando trabajo, ¿contratarías a esa persona? Obviamente no.

Así nunca la hayas visto en persona, has escuchado rumores de ella y ya la has descartado en tu mente, incluso antes de entrevistarla. Este es un ejemplo negativo de marca personal.

Pero, qué ocurre si al “ebrio del pueblo” alguien lo ayuda y da un giro de 180 grados a su vida, es decir, deja de pasar su tiempo en el bar, se hace un buen corte de cabello, se viste mucho más formal, mejora su forma de hablar y reemplaza sus malos hábitos por buenos hábitos.

¿Seguiría teniendo la fama de “ebrio del pueblo”? Probablemente la gente ni siquiera lo reconocería, creerían que es otra persona y luego de un tiempo tendría un valor percibido muy distinto.

De hecho, con solo verlo ya lo considerarías un potencial trabajador para tu empresa, y ese es un ejemplo positivo de marca personal, es decir, una marca personal trabajada.

Date cuenta que la percepción que la gente tenía de ese hombre la habían creado ellos mismos, pero con un poco de trabajo en sí mismo, la percepción de este sujeto pudo cambiar con el tiempo y así volverse un hombre más exitoso.

¿De qué trata una marca personal?

Es importante mencionar que, tener una marca personal no se trata de ser popular, sino que consiste en ser influyente.

La razón es que ser popular no es tan útil para tu empresa como ser influyente, o llegar a ser una autoridad en el sector.

Para que entiendas mejor a qué nos estamos refiriendo, lo explicaremos de una forma más concreta.

¿Cuál es la diferencia entre popular e influyente?

¿Una empresa puede ser popular y la pueden conocer muchas personas? Sí, así es. Pero eso no garantiza el éxito de dicha empresa, ni tampoco le garantiza más y mejores clientes a la empresa.

¿Por qué? Bueno, imagina que en tu salón de clases hay un chico muy popular, atractivo, carismático, etc. Este chico te agrada y te la pasas jugando futbol o alguna otra cosa con él…Pero, no le gusta estudiar y saca malas notas en las pruebas.

La pregunta aquí es ¿serías capaz de hacer equipo con él en una prueba muy importante? Lo más probable es que no, y al final termines haciendo equipo con otras personas menos agradables, pero que sí estudian, sacan buenas calificaciones y son mucho más responsables.

Entonces, en este caso, los estudiantes que estudian (influyentes) tienen un mayor peso que tu amigo popular a la hora de que tomes una decisión importante.

Así mismo ocurre con las empresas, una empresa puede invertir mucho de su capital en publicidad, hacerse conocer, pero no conseguir ningún cliente o muy pocos. ¿Por qué? Porque es popular, pero no es influyente.

Si tu empresa solo impacta a la gente, la impresiona, hace que les guste, etc, etc. Pero no es influyente, en realidad no estarás ganando nada, sino que más bien estarás perdiendo.

Y, ¿cómo soy influyente?

Aquí es importante que anotes dos cosas: Saber de lo que estás hablando y saber comunicarte.

Si dominas esos dos factores, sin lugar a dudas podrás ser muy influyente y eso beneficiará enormemente a tu marca personal.

En otras palabras, debes saber de lo que estás hablando, tener experiencia y saber cómo expresarlo a las demás personas de una forma lo suficientemente sencilla para que lo entiendan, con el fin de que tu opinión quede en ellos e incluso la compartan con sus conocidos.

¿Qué tan influyente puede llegar a ser una persona?

Ahora, ¿quieres un ejemplo del poder que se puede conseguir siendo influyente en el mundo real y con una marca personal trabajada? Pues te traemos el caso de Elon Musk.

Así es, el Steve Jobs del siglo XXI, únicamente mediante su cuenta de Twitter, ha podido alterar la cotización de ciertas criptomonedas, como el Bitcoin y el Dogecoin, así como el valor de las acciones de ciertas empresas, solo por mencionar de manera casual el nombre de dicha empresa.

Es que este tipo no solo ha demostrado la enorme influencia que tiene mediante sus publicaciones en una red social, sino que lo ha hecho también por medio de su empresa, Tesla.

Ha prohibido comprar los coches de su empresa con bitcoin, lo cual se presume que ha afectado en el precio de esta criptomoneda.

Pero, ¿con qué propósito? Pues con el propósito de que el precio del bitcoin baje y pueda comprar más y el mismo después vuelva a subir para tener una ganancia.

Así es, Elon Musk ha logrado ser influyente a través de sus redes sociales, su capital, su empresa, y claro, su marca personal.

De hecho, es la confianza que colocan en él millones personas lo que hace que cualquier cosa que diga por Twitter genere drásticos cambios en el mercado, absolutamente sorprendente.

Así que no lo olvides, es mejor ser influyen con 100 personas y que 99 de ellas compren tus productos, que ser popular con 1000 y que solo 1 compre tus productos. Aunque si te es posible ser las dos cosas, así como Musk, entonces hazlo.

¿Cuáles son las mejores ventajas que ofrece una marca personal?

Las mejores ventajas que te ofrece el tener tu propia marca personal desarrollada y lista para impactar a tu público objetivo son las siguientes.

Colocar precios más altos

Ser el dueño de una marca personal muy popular y que inspira confianza hará que más personas estén dispuestas a comprar tus productos, debido a que tu valor percibido será más alto. Y con ello, también los precios de tus productos y/o servicios.

Mejorar tu entorno

Podrás crear alrededor de tu persona un ambiente mucho más positivo y profesional, atrayendo hacia tu organización profesionales más capacitados.

Clientes de mejor calidad

Esta es una de las mejores ventajas que puede ofrecerte una marca personal desarrollada, y es que mostrándote a ti mismo, tus conocimientos y llegando a muchas más personas, sin lugar a dudas podrás conseguir clientes de mejor calidad.

Eliminar los procesos de selección

Muchas veces los clientes suelen hacer pruebas o crear un proceso de selección para poder decidir si la persona u empresa que van a contratar es apta para el cargo.

Sin embargo, la marca personal te ayuda a erradicar este proceso y te permite captar clientes de una forma mucho más rápida.

Beneficiar a la empresa

Aquellas personas que poseen una marca personal muy bien trabajada se podrían considerar una fuente recurrente de nuevos clientes para su empresa o para la empresa en la que trabajan.

Por lo que ayudan a mejorar los resultados financieros de dicha empresa y se consideran personas valiosas dentro de la organización.

Conseguir trabajo más fácilmente

Hay muchos que dicen que en el futuro las marcas personales tendrán mucho más peso que ahora. De hecho, es posible que sean los CV del futuro.

No sería una suposición irracional, ya que las marcas personales son realmente efectivas para conseguir mejores clientes y puestos de trabajo.

Publicidad gratis

Las marcas personales más reconocidas, comúnmente, suelen ser mencionadas en algún programa de televisión o medio de comunicación de forma totalmente gratis. Así es, solo para tenerlas de ejemplo o tener algo de que hablar.

De cualquier forma, esto solo hace que la popularidad de la marca se extienda y sin la necesidad de invertir ni un solo centavo.

Un ejemplo de esto sería la marca personal de Robert Kiyosaki, muy nombrada en múltiples medios, y todo totalmente gratis.

¿Por qué? Porque es un gurú financiero de talla mundial y su nivel en el personal branding sería “super estrella global”, ya verás más adelante a qué nos referimos.

¿Cuál es el mejor momento para crear una marca personal?

Esta pregunta se puede contestar con otra pregunta: ¿Cuándo es el mejor momento para ser padre o madre?

Es difícil saberlo ¿¡no!? Y es que el mejor momento no existe, puede que haya una condición idónea, por ejemplo, que tengas estabilidad económica y tiempo para tu hijo o hija, pero el momento perfecto no existe en realidad.

Así mismo es con la marca personal, ¿eres bueno en algún área o especialización? ¿Quieres conseguir mejores clientes? Si tu respuesta es sí a estas dos interrogantes entonces puedes empezar a crear tu marca personal desde este mismo momento.

Y la verdad, es que es una buena idea empezar cuanto antes, ya que desarrollar una marca personal toma algo de tiempo, así que no lo pienses demasiado y ponte en acción rápido.

Branding

Ahora hablaremos de otro término muy importante en el marketing y que se encuentra estrechamente relacionado con el desarrollo de la marca personal, nos referimos al “Branding”  o como también se le conoce “personal branding”.

Ahora, ¿En qué consiste el branding? Bueno, imagina que vas a colocarte una meta de aquí a un año, por ejemplo, estar en forma, verte bien y pesar 70 kilos, eso sería la marca personal, es decir, el objetivo final.

Sin embargo, para poder llegar a ese objetivo, ¿acaso no tienes que llevar a cabo un plan de entrenamientos y nutrición? Así es, y ese sería el medio para llegar al objetivo.

Bueno, precisamente de eso se trata el branding, es decir, el personal branding es el proceso que tienes que atravesar y las estrategias que tienes que utilizar para desarrollar tu marca personal y alcanzar tus objetivos en este caso.

¿El branding se trata de venderte?

¡No! El branding no consiste en venderle a nadie, sino de conseguir un mayor nivel de visibilidad mediante el uso de distintas estrategias que tienen por objetivo desarrollar tu marca personal.

Lo cual, hará que muchas más personas te conozcan a ti, lo que ofreces y ver si los puedes ayudar a solucionar sus problemas, por lo que con ello tendrás muchas más probabilidades a la hora de captar nuevos clientes y que estos estén dispuestos a pagar más por tus servicios.

¿Cuáles son los 5 niveles de visibilidad en el personal branding?

La visibilidad es también otra de las métricas que se miden en el branding o en el personal branding, y se hace con las siguientes categorías.

Expertos locales

En este grupo es donde se encuentran la mayoría de personas que crean una marca personal, ya que en normalmente suele ser suficiente para conseguir clientes y posicionarse en un buen lugar.

Son reconocidos por personas cercanas, amigos, familiares y demás. Pero también, por la empresa para la cual trabajan, compañeros de trabajo y otro tipo de audiencia cercana. Su visibilidad es la más baja de todas.

Héroes locales

Estás personas consiguen más visibilidad en una pequeña área geográfica, fuera de su círculo cercano y fuera de la empresa donde trabajan.

Para ello, suelen invertir más en sus marcas personales y son muy activos en sus comunidades locales, con el fin de ganar una mayor visibilidad.

Estrellas en ascenso

Aquí la fama llega mucho más lejos todavía y abarca una gran reputación a nivel nacional. Además de ser  muy conocidos en zonas lejanas, a pesar de no encontrarse cerca.

No solo hacen que los conozcan muchas más personas por su visibilidad extendida, sino también porque suelen dar cursos, talleres y otras cosas más a bajo costo o gratis.

También les es más fácil conseguir clientes de mejor calidad, por lo que suelen cobrar tarifas más altas por sus productos y/o servicios.

Estrellas en la industria

En esta categoría ya estamos hablando de expertos en la industria que son altamente conocidos en el país donde trabajan.

Por lo tanto, suelen atraer a clientes de alta calidad, los cuales están dispuestos a pagar tarifas mucho más altas, gracias al alto volumen de personas que atraen y el gran nivel de confianza que generan.

Debido a esto, estás personas se convierten en algo parecido a un “activo” para la empresa, gracias al tipo de clientes que atraen.

Superestrellas globales

Este grupo se encuentra conformado por una pequeña elite que ha conseguido destacar en su industria y que han logrado ser reconocidos a nivel mundial.

Son los que cobran las tarifas más altas en su sector, ya que los clientes que se ponen en contacto con ellos son los mejores del mundo.

Aunque su tráfico es un poco menor, ya que solo los clientes premium pueden ponerse en contacto con ellos.

¿Cuál es la diferencia entre marca personal y branding?

Las definiciones de estos dos conceptos hacen parecer que son prácticamente lo mismo, pero no es así, ¿acaso diría que la misión y la visión de una empresa son lo mismo? Claro que no, se relacionan, pero tienen sus diferencias.

Así mismo ocurre con la marca personal y el branding, son elementos muy relacionados, pero existe una clara diferencia. Y, ¿cuál es esa diferencia? Pues…

Marca personal

La marca personal se trata de tu objetivo, es decir, a donde quieres llegar, tu meta, es decir, tener una marca personal desarrollada.

Branding

El branding o personal branding, es el proceso y la gestión que debes realizar para llegar a ese objetivo que te has planteado.

¿Qué tan importante es hacer marca en el mundo empresarial?

Has oído alguna vez esta frase: “XYZ lo que vende es marca”.

Ahora, colócale el nombre de cualquier empresa  a XYZ y lo que obtendrás será al así:

  • “Apple lo que vende es marca”.
  • “McDonald’s lo que vende es marca”.
  • “Cocacola lo que vende es marca”.

Bueno, lo que pasa por la mente de las personas que dicen eso, es que hay muchas otras empresas que pueden ofrecerte productos o servicios mucho mejores y a un precio más accesible.

Sin embargo, la gente prefiere comprar los productos de estas empresas, que en muchos casos, pueden ser de peor calidad y tener un precio más elevado.

Es decir, ¿los iPhones son los mejores smartphones del mercado? ¿Nadie puede hacer una mejor hamburguesa que McDonald’s? ¿La cocacola es la mejor gaseosa o la gaseosa con el mejor sabor?…

¿Acaso nadie puede mejorar los productos que ofrecen estás empresas y conseguir más éxito del que ellas tienen? La respuesta es sí y no.

Sí hay otras empresas que pueden crear mejores productos o servicios. Pero que no pueden generar la suficiente confianza, popularidad y enganche.

Por lo que la gran mayoría de los clientes disponibles en el mercado siempre van a preferir adquirir los productos de Apple, McDonald’s, Cocacola y otros más.

De ahí la importancia de invertir mucho de tu capital en hacer marca, marca personal, branding y engagement, con el fin de atraer a los clientes hacia ti y posicionarte en el mercado.

De cualquier otra forma, será muy difícil o imposible que logres tus objetivos si estos llegan a ser muy ambiciosos.

Los nuevos compradores están de acuerdo

Para que tengas una mejor idea del impacto que están provocando las marcas personales en la actualidad y por qué es tan importante que tengas una, compartiremos un estudio muy interesante contigo.

Se trata del estudio realizado por The McCarthy group, publicado en clickz (Chen, 2015). Puedes verlo pinchando aquí.

Y es que este estudio arrojo unos datos realmente sorprendentes, empezando porque al 84% de los millennials no creen en la publicidad tradicional  y además… no confían en ella.

Este dato es muy importante, ya que esta generación representa el 25% de la población mundial y las demás generaciones que le siguen no piensan muy distinto de esta.

Por lo que es muy probable que la forma de hacer marketing de aquí a 10-20 años en el futuro sea algo muy distinto a lo que se ve actualmente. Con el fin de ajustarse a las nuevas generaciones que reemplazaran a las anteriores.

Tomando en cuenta que también, los millennials cada vez miran menos televisión y prefieren servicios de streaming  y el vídeo bajo demanda, por lo que es más común que utilicen netflix o youtube. Además de que son consumidores activos en las redes sociales.

Sin embargo, como hemos mencionado anteriormente, esta generación desconfía de la publicidad tradicional, y hay que crear un vínculo más importante con ellos, de mayor confianza y cercanía para conseguir el éxito, y eso se logra a través de una marca personal bien desarrollada.

¿A qué tipo de personas o entidades les convine más tener una marca personal?

¡A todas! Así es, a cualquier empresa, organización entidad u asociación, sin lugar a dudas le conviene invertir y trabajar en la creación de una marca personal.

Debido a todas las razones que hemos mencionado con anterioridad y que las nuevas generaciones como los millennials, prefieren ver y comprarle a personas que les generen confianza, entre otras cosas.

Es por ello que, hoy en día, si tu empresa u organización no cuenta con una marca personal, pues es momento de empezar a trabajar en una.

Las 4 etapas para la creación de una marca personal exitosa

Bien, ahora veamos cuál es el proceso para poder construir tu propia marca personal en unos cuantos sencillos pasos.

Definir quién eres

En primer lugar, lo que tendrás que hacer es definir ¿quién eres? ¿Qué haces? ¿En qué aéreas te especializas? ¿Qué puedes ofrecer? ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Cuáles son tus debilidades? ¿Cómo pueden contactarte? Y otros más.

Es decir, antes de aventurarte a ir y construir una marca personal, debes tener un cierto conocimiento de ti mismo y lo que puedes ofrecer.

Destacar lo que te hace diferente

La siguiente etapa que tendrás que atravesar si quieres construir una marca personal exitosa es saber cómo diferenciarte.

Es decir, hacerle saber a tu público qué es lo que te hace único y por qué deberían escogerte a ti y no a tus competidores.

Para que tengas un mejor entendimiento de lo que estamos hablando te daremos un ejemplo…

Imagina lo siguiente, eres un diseñador web y colocas eso en tu sitio, ¿crees que eso puede diferenciarte de los demás diseñadores en el mercado? La verdad es que no.

Pero, ¿qué ocurre si empiezas a diferenciarte utilizando una especialización? Algo así como los siguientes:

“Soy Daniel, diseñador web experto en la creación de sitios web para empresas inmobiliarias”.

Ya no serías solo un simple diseñador web, sino que serías un diseñador web especializado en una industria, por lo que muchas empresas en ese sector te preferirán a ti y aparte podrás cobrar tarifas más altas.

Pero, ¿qué pasa si también hay muchos diseñadores web especializados en el sector inmobiliario? No hay problema, puedes dedicarte a otro sector o especializarte un poco más colocando un espacio geográfico en concreto, por ejemplo…

“Soy Daniel, diseñador web experto en la creación de sitios web para empresas inmobiliarias en Valencia”.

Empezar a posicionarte en internet

Una vez que tengas el sitio web de tu negocio o tu empresa digitalizada y montada para desarrollar tu marca personal, es momento de empezar a trabajar en el posicionamiento web.

Claro, tu sitio web deberá estar diseñado de tal forma y encontrarse en un lugar tan bueno, que tus visitantes ya te perciban como un experto.

Lo cual de seguro te traerá muchas más y mejores oportunidades. Para tal fin, crear contenido de calidad y de forma constante te será de gran ayuda.

Pero esta no es la única forma de posicionamiento que existe, ya que está el cómo te posicionas en la mente de tus clientes, el cómo te posicionas en las redes sociales, en tu empresa y demás. Por lo que tienes que tener todo esto en cuenta.

Monitoriza todo lo que ocurra

En este punto, cuando hablamos de monitorizar todo, nos referimos a monitorizar todo, ya que si quieres crecer tienes que saber qué es lo que funciona y cómo poder mejorarlo para maximizar tus resultados.

Concretamente, las cosas que más requieren de tu monitoreo son las siguientes:

  1. Las palabras clave con las que posicionarás tu web.
  2. Las noticias para ver si tu marca personal aparece en estas.
  3. Las redes sociales para ver que se está hablando ahí y tomar decisiones con base en ello.

¿Cómo mejorar tu marca?

Muchas veces el solo tener una marca personal no es suficiente para sacarle el máximo rendimiento y aprovechar todos los beneficios que puede ofrecerte.

Es por ello que, tienes que asegurarte de mejorar tu marca personal siguiendo los siguientes tips que verás a continuación.

Constancia

Crear una buena marca personal no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana.

Debido a que, se requiere de una considerable cantidad de tiempo, esfuerzo e inversión para poder conseguir excelentes resultados con ella.

Por lo que tendrás que ser constante, planificar bien las cosas y ponerte en ello hasta lograr el objetivo propuesto.

Hacer networking y tener presencia en las redes sociales

Uno de los fines por los cuales se crea una marca personal es hacer que sea más fácil fomentar relaciones y conexiones.

A eso se le conoce como “networking”,  una actividad que tiene por objetivo crear una red de contactos que te permita conocer a nuevas personas y conseguir nuevas oportunidades.

Esto lo puedes hacer por la red social Linkedin o Facebook, así como en otras más. Y es que mantenerte activo por las redes sociales es una acción de vital importancia para consolidar tu marcar personal.

Interactúa con tu público

Crear una marca personal es darle la cara a tu audiencia por los distintos medios que tengas a tu disposición, y no solo eso, sino que también es dialogar con ellos, conocerlos, saber cuáles son sus problemas e inquietudes para ofrecerles la mejor solución.

Claro, también debes aprovechar de hacer conversación, simpatizar, dialogar y quizás hasta echar un pequeño chiste mientras hablas con tus visitantes.

Debido a que, una marca personal es algo formal, pero no tanto como para no simpatizar con tu audiencia. Además de que mostrarás que tu marca se encuentra activa y lista para atender al público.

Ofréceles contenido de calidad por medio de un blog

Una de las mejores técnicas para desarrollar una marca personal, es crear un blog por medio del cual puedas compartir información recurrentemente y aportarles soluciones a tus visitantes.

Y recuerda, tiene mucho más valor un excelente artículo de 3000 palabras, que abarque todo lo necesario y que haga que el usuario permanezca más tiempo en tu página, que 3 artículos de 1000 palabras o 6 artículos de 500.

De esta forma, evitarás que el usuario tenga que ir hacia otro sitio web para buscar más información. Tomando en cuenta que, hay mucha competencia en el mercado, por lo que tu contenido debe ser 100% original y único.

Errores que debes evitar

Construir una marca personal es algo que también se aprende, por lo que no está exento de cometer ciertos errores.

Pero, lo bueno, es que podemos aprender de las equivocaciones más comunes y adelantarnos a ellas. Empecemos viendo cuáles son.

Intentar ser otra persona

Cuando se crea una marca personal, la sinceridad y la honestidad, sobre todo contigo mismo, son los dos factores más importantes.

No debes intentar ser otra persona, sino mostrarte como eres e ir mejorando con el tiempo, ya que mantener una forma de ser y de pensar que no va contigo es imposible de sostener en el largo plazo.

Así que no seas una copia de algún otro, más bien sé original y no tengas miedo de mostrarle al mundo tu forma de pensar.

No medir resultados ni tener objetivos claros

Has escuchado alguna vez la siguiente frase:

“El que no sabe a dónde se dirige, ningún viento le será favorable”.

Bueno, es algo aplicable a muchos que inician sus marcas personales y no se interesan por establecer objetivos claros en varios aspectos. Y claro, que estos sean medibles, cuantificables y realistas. Además de no crear buenas estrategias y medir los resultados que obtienen.

Tienes que asegurarte de hacer todo lo contrario, ya que si no sabes qué cosas te están funcionando y no mides el éxito de tus estrategias, no sabrás hacia dónde dirigirte y tendrás problemas de crecimiento en el futuro.

Contar con una buena estrategia de personal branding

En este punto, no basta con utilizar una estrategia sencilla, sino una estrategia de branding que realmente pueda ayudarte a desarrollar tu marca personal.

Para ello, tu estrategia, como mencionamos en el punto anterior, ya debe de tener objetivos específicos para saber hacia dónde te diriges y seguir otras pautas relacionadas con el diseño de marca.

No tener presencia en las redes sociales

Las redes sociales son medios que cada vez son más utilizados y se han vuelto muy populares entre las generaciones más jóvenes.

Por lo que si quieres hacer crecer tu marca personal, tienes que tener presencia en varias de estas, con perfiles bien optimizados que sean capaces de ofrecerte una mayor visibilidad, generar confianza y atraer a muchos usuarios.

Mala comunicación con tus clientes

No saber lo que está buscando o lo quiere tu buyer person o cliente ideal, también es uno de los peores errores que se suelen cometer. Por lo que tienes que saber muy bien los intereses del público al cual te estás dirigiendo.

Un ejemplo de esto sería que, a tu cliente ideal poco o nada le interesa si tienes un título universitario en diseño web, él solo quiere un sitio que cargue con mayor velocidad, luzca lo mejor posible y pueda posicionar más rápido, entre otras cosas.

Así que también debes interactuar con tu público para saber con mayor precisión qué están buscando, y comunicar tu oferta en un lenguaje que puedan entender, ya que si eres informático por ejemplo, muy pocas personas te entenderán si utilizas términos técnicos.

No actualizarte e innovar

Es cierto que puedes aplicar una estrategia de branding exitosa y que de momento te está permitiendo conseguir excelente resultados.

Sin embargo, no puedes aplicar la misma estrategia por siempre, y menos con un público que cada vez te va a ir pidiendo más contenido, acciones y demás cosas de una nueva e innovadora forma.

Por lo que la innovación y la actualización constante es vital para que tu marca personal siga desarrollándose.

¿Qué no es una marca personal?

No es de extrañar que cuando dos términos se encuentran muy relacionados la gente los confunda, así como publicidad y marketing… Bueno, lo mismo ocurre con imagen de marca y marca personal.

Debido a que, existen muchas personas que cuando conocen todos los increíbles beneficios que les puede aportar una marca personal bien desarrollada, como cobrar tarifas más altas por ejemplo, se lanzan a la aventura con poco conocimiento. Y claro, esto suele traer varios errores consigo.

Suelen invertir en logotipos, colores para su empresa, tarjetas de presentación, sitios webs, blogs, contenido de calidad, vídeos y otras cosas más.

Aunque, como mencionamos al principio, eso es trabajar la imagen de marca de tu empresa, y la marca personal se trata de hacer varias de esas cosas, pero no orientándolas hacia tu empresa, sino hacía una persona, que por lo general es el dueño de la empresa.

Así que toma apuntes de esto y recuerda bien, cuando hablamos de marcas personales, estamos hablando de personas, lo que ofrecen, sus atributos, cualidades únicas e historia.

Conclusiones

El mundo actual de hoy en día es muy diferente al de hace tan solo 20 años atrás, las personas cambian, los mercados cambian y la forma de hacer marketing también cambia.

Y con la ayuda de la tecnología, todo se vuelve más fácil y rápido. De hecho, con internet puedes educarte con mayor facilidad y empezar a crear tu marca personal.

Debido a que, una marca personal la puede tener cualquier persona y en los próximos años se cree que serán muy requeridas, no solo alcanzar el éxito con tu empresa, sino que también servirán para buscar nuevos trabajos.

Por lo que invertir en tu propia marca personal es algo que tienes que hacer sí o sí.

Esperamos que toda la información que hemos compartido contigo el día de hoy te sea de gran ayuda para poder iniciar tu propia marca personal, que apuntes a un nivel bien alto y tengas éxito en tus todos tus proyectos.

¡Nos vemos en la próxima entrega!